Prevención

Estas son algunas sugerencias para mantener la piel de tu bebé sana y protegida de las coceduras:

  • Crema Protectora: Usar una crema o pomada después de cada cambio de pañal reducirá el contacto que la piel de su bebé tiene con la orina y las heces. Bepanthol nutre, hidrata y protege la piel del bebé, ayudando a la regeneración de la piel dañada por las coceduras.
  • Muda Frecuente: Para reducir el riesgo de coceduras, cambiar el pañal a su bebé con frecuencia, tan pronto esté mojado. En lo posible usar pañales desechables de alta absorción.
  • Seca y Limpia: La mejor receta para evitar las irritaciones, eczemas e infecciones en esta área es mantener la zona seca y limpia.
  • No Jabones: No es aconsejable usar jabones para limpiar la piel del bebé porque altera su delicado equilibrio.
  • Baño: Evite bañar a su bebé más de dos veces al día. Los expertos piensan que esto puede secar la piel y causar una erupción del pañal más grave.
  • Barrera: Los expertos recomiendan el uso de productos de barrera después de cada muda porque reducen el contacto de la piel del bebé con las heces y la orina. Aplicar una pomada de barrera como Bepanthol en cada cambio de pañal y después de cada lavado ayuda a nutrir, lubricar, proteger y regenerar la piel.

Fuente NHS:
http://www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/nappies.aspx
Revisado: 01/10/2015

Claves para evitarlas

  • Mantén el pañal limpio, fresco y seco.
  • Deja al bebé estar sin pañal cuando sea posible, para que el aire le seque la piel.
  • Prevenir con una pomada que ponga protección extra entre el pañal y la piel, evitando la acción de agentes irritantes.
  • Revisa frecuentemente el pañal de su bebé y cámbielo apenas sienta humedad.
  • Cuando, a pesar de sus cuidados, ya haya cocedura, mudar con más frecuencia, dejando airear la zona afectada.