El sueño de nuestro hijo o hija

Algunos creen que “un bebé despierto es un bebé saludable”, mientras que en algunos libros podemos leer que los bebés duermen unas 22 horas. La realidad es que duermen alrededor de 13 horas, no continuadas, desde luego, sino con intervalos durante el día. Casi siempre se puede confiar en que el bebé dormirá lo necesario para su buen desarrollo.

Probablemente el anhelo de todas las mamás es que el bebé duerma “toda la noche”, es decir, con un sueño no interrumpido de 5 horas. No obstante, si un bebé no cumple con esta premisa, no es para preocuparse, a menos que tenga algunos síntomas de enfermedad. Es normal que un pequeño que un día durmió toda la noche, luego comience a despertarse con más frecuencia.

Por lo general, un niño de dos años debe dormir doce horas por la noche y una o dos durante el día. Sin embargo, su sueño puede ser perturbado por algunos temores: quedarse solo, la oscuridad, las pesadillas o el orinarse en la cama. Ciertas emociones pueden también trastornar su sueño.

Entre los dos y seis años, las siestas diurnas serán cada vez más cortas, pero el sueño nocturno debe ser de la misma duración. No es hasta los 3 años que los infantes comienzan a tener un patrón mas maduro de sueño, parecido al de los adultos.

Hacia los tres o cuatro años, muchos niños ya no duermen durante el día, aunque hasta los cinco o seis, todos deberían hacer una siesta después de la comida del mediodía. A cualquier edad necesita descansar cuando esté fatigado. Si el horario escolar lo permite, es aconsejable que el niño mayor de seis años tenga un momento de reposo durante el día.

Entre los seis y los nueve años es cuando el niño debe acortar el sueño nocturno aproximadamente en una hora, por ejemplo, se acostará a las nueve de la noche y se levantará a los ocho de la mañana. Este cambio se hará de modo progresivo.

Hacia los doce años, suprimirá otra hora de sueño acostándose a las diez de la noche en lugar de las nueve. Este horario, recuerde, es la regla general; sin embargo, hay niños que deben dormir más y otros que necesitan menos horas de sueño.

 

Fuente:
Baby Center
http://espanol.babycenter.com/a11000037/cu%C3%A1nto-tiempo-necesita-dormir-tu-hijo

Si usted tiene una inquietud médico- científica sobre un producto de Bayer, por favor diríjase a: informacionmedicachile@bayer.com o ingrese aquí. Si desea informar una reacción adversa relacionada a un producto de Bayer, puede reportarla a: farmacovigilanciachile@bayer.com. Información mínima a notificar: Nombre del médico reportante y contacto (Email, fono), paciente identificable (iniciales, sexo, edad), medicamento de Bayer (fecha de inicio y término), descripción del evento (lo más detallado posible).